Actualmente existe un acuerdo entre Argentina y Brasil (REAU 2015-2020) que rige hasta julio de 2020, en el que se define el intercambio comercial entre los dos países mediante un coeficiente que regula las exportaciones e importaciones en el sector automotriz y autopartista. Este coeficiente se denomina Flex y establece que por cada dólar que se exporta se pueden importar, sin arancel, 1,5 dólares. El anhelado libre comercio que comenzaría el 2020 se postergará por 10 años, es decir hasta el 2030, con una progresiva apertura económica que llegará al máximo de por cada dólar exportado se podrán importar 3 dólares sin arancel. Esta necesaria postergación garantiza que las pólizas de caución de Régimen Automotriz (REAU), que utilizan habitualmente las automotrices y autopartistas, sigan siendo requeridas por la aduana. El coeficiente de intercambio de ambos países irá creciendo lentamente hasta llegar al 3 (Flex), perdonando a las empresas que no lleguen en el 2020 al equilibrio comercial exigido, aumentando ese índice en forma retroactiva al 1,7. Este Flex creciente refleja una mayor apertura comercial, que llegará en forma ascendente hasta el 3 cuando nuevamente llegue el tiempo del libre comercio automotriz en el 2030.
Sin dudas, una buena medida para proteger la Industria Automotriz y Autopartista Argentina, ya que genera previsión en los planes de producción e inversiones para los próximos años.
Tal vez algún día, esta industria se encuentre lista para competir en libre comercio con su socio comercial pentacampeón, a quien le exporta el 70% de su producción local.

 

Fuente: Afianzadora Latinoamericana http://www.afianzadora.com.ar/