“Estamos en una muy buena situación para afrontar esta crisis”

 

 

Alejandro Simón considera que para la industria aseguradora, el mayor impacto de la crisis generada por COVID-19 está en el deterioro del flujo de cobro de primas y en la falta de liquidez, donde se resentirá la facturación en todos los rubros, especialmente en Riesgos del Trabajo, Automotores y Seguros de Comercio. Sin embargo, para el Grupo Sancor Seguros el efecto será menor al del sector en general porque cuenta con ratios financieros excelentes, y con el patrimonio neto más alto de la industria aseguradora. Pasada la cuarentena, la actividad aseguradora no será la misma, sino que ingresará en una «nueva normalidad», hacia un mercado más concentrado.

 

 

Alejandro Simón, CEO de Grupo Sancor Seguros, reflexiona sobre la actualidad y la proyección del Mercado de Seguros post-pandemia.
– ¿Cómo analiza el momento que atraviesa la industria aseguradora a raíz del aislamiento social obligatorio que impuso COVID-19? ¿De qué manera impacta puntualmente en el sector?
– Hoy por hoy y en el marco de la crisis generada por la pandemia de COVID-19, para la industria aseguradora el mayor impacto está en el deterioro del flujo de cobro de primas y en la falta de liquidez que toda esta situación arroja como consecuencia. Se resentirá la facturación en todos los rubros, especialmente en Riesgos del Trabajo, Automotores y seguros de comercio. Y se evidenciará la anulación o reducción de coberturas en muchos casos, por parte de personas que no puedan sostener el seguro.
Por otro lado, si la cuarentena se prolonga en el tiempo, todas aquellas empresas pertenecientes a las actividades no habilitadas a operar (e incluso algunas de las habilitadas) tendrán dificultades económicas y de financiamiento. Ello repercutirá también en el sector asegurador, ya que su crecimiento está estrechamente relacionado al nivel actividad económica y desarrollo del comercio en general. Párrafo aparte merece la exposición de las coberturas de la rama Caución.

– ¿Cómo encuentra esta situación al Grupo Sancor Seguros respecto a su estructura financiera y patrimonial? ¿Hubo movimientos respecto a altas y/o bajas de coberturas?
– En SANCOR SEGUROS y PREVENCIÓN ART, el impacto será menor al de la industria en general porque fuimos previsores, cautos y ordenados, lo cual nos permite sostener esta situación sin grandes inconvenientes. Contamos con ratios financieros excelentes, así como con el patrimonio neto más alto de la industria aseguradora.
En síntesis, estamos en una muy buena situación para afrontar esta crisis y nuestro negocio no se verá comprometido. También hemos logrado mantener la calidad en la prestación del servicio que nos caracteriza desde hace casi 75 años, a pesar de tener a toda la Organización trabajando desde sus hogares.
Por otro lado, estamos experimentando movimientos en ambos sentidos, es decir, tanto bajas como nuevas consultas. Las bajas están vinculadas a ciertos sectores que se ven más resentidos por la suspensión casi total de la actividad, como sucede con Automotores y Accidentes Personales.
La otra gran consecuencia ha sido el aumento exponencial de consultas sobre seguros que incluyan al COVID-19 entre sus coberturas y la demanda de servicios que cobran especial relevancia en este contexto, como la telemedicina. Es allí donde tenemos que ser estratégicos y mostrar, una vez más, lo valioso que resulta el seguro como herramienta de previsión que presenta una excelente relación costo-beneficio.

 

 

– ¿Este nuevo escenario implica una reconfiguración de la estrategia comercial del Grupo? ¿Qué acciones proyectan para el momento post-pandemia?
– En este nuevo escenario, nuestra estrategia estuvo enfocada en cuidar la cartera de clientes. En tal sentido, nuestra prioridad fue contribuir con acciones excepcionales orientadas a resguardar el bienestar de nuestros asegurados y sus familias, así como a trabajar para contribuir a resguardar las carteras de nuestros Productores Asesores y que nuestro nivel de servicios no se vea afectado mientras dure la situación de emergencia, acompañando a nuestros públicos claves en todo momento y lugar.
Entre esas medidas, extendimos en forma gratuita los servicios de «Llamando al Doctor». Se trata de un consultorio virtual que ofrece atención médica calificada e inmediata por videollamada, disponible 24/7. De esta forma, además de los 3.000 empleados, casi 9.000 PAS y más de 950.000 asegurados que ya gozaban del beneficio, «Llamando al Doctor» se incorporó como un servicio diferencial en diferentes productos, incluyendo la totalidad de las coberturas de Automotores, Hogar, Accidentes Personales, Vida con capitalización (Vida Ahorro | Vida Inversión) y Prevención Retiro.
Por otra parte, incorporamos sin costo un servicio de Asistencia Psicológica y Nutricional a toda la cartera de Automotores y de Combinado Familiar, a través de una línea telefónica destinada a brindar contención y asesoramiento profesional para tratar casos de soledad, angustia, cuadros depresivos, duelo, ataques de pánico, ansiedad y estrés, al tiempo que información sobre alimentación saludable.
En Riesgos del Trabajo, conscientes del impacto que el aislamiento social, preventivo y obligatorio está teniendo en la economía en general y en muchas empresas de nuestro país en particular, hemos decidido suspender los aumentos de alícuotas oportunamente informados y cuya aplicación estaba prevista para los meses de abril y mayo del corriente año.
En el ramo Vida con capitalización, en forma excepcional, dispusimos otorgar amparo asegurador en las pólizas de Vida Ahorro/Vida Inversión, para aquellos siniestros cuya causa de origen sea el Covid-19 (las pólizas de vida colectivo ya contaban con la cobertura). Además, permitimos a los clientes realizar Retiros Parciales de hasta un 50% de su saldo, sin la aplicación de quitas por rescate de ningún tipo.
También hemos implementado la línea 0800 444 0644 para asistir a PAS y clientes en temas relacionados a la gestión de cobranzas y herramientas de pagos no presenciales.
Para nuestros PAS, además, hemos dispuesto algunas medidas específicas, como el corrimiento de vencimientos y el no ingreso al proceso automático de anulaciones por falta de pago de recibos en determinadas situaciones.
Quiero destacar las charlas que personalmente mantuve con más de 2.000 Productores a lo largo y ancho de nuestro país, para comunicarles las medidas que estábamos tomando y consultarles su particular situación en cada lugar, así como recibir sugerencias de acciones adicionales y mejoras.
En líneas más generales, hemos mantenido activas todas las vías de contacto (telefónicas y digitales) para dar respuesta en cada oportunidad en la que los PAS y clientes necesiten comunicarse. De esta manera, tienen a su disposición las líneas telefónicas habituales, app y sitio de autogestión. Estas últimas plataformas permiten resolver consultas y gestiones como realizar llamadas de emergencia o por asistencia, denunciar un siniestro de automotor, descargar la documentación de las pólizas, adherirse a póliza digital o consultar información sobre sus seguros.
Finalmente, quiero destacar que desde CITES (nuestra incubadora y aceleradora científico-tecnológica) estamos iniciando el proceso de autorización ante la ANMAT para la fabricación de ventiladores o cicladores, que son respiradores más sencillos y limitados, pero más económicos y rápidos de producir. También estuvimos realizando impresiones 3D de armazones de mascarillas para uso de los profesionales de salud. Esta acción también es replicada por Phylumtech, una de las primeras empresas invertidas y desarrolladas por CITES. Además, RadBio, startup incubada en CITES, se encuentra trabajando en el desarrollo de kits para diagnóstico de fibrosis pulmonar, una de las posibles consecuencias del Covid-19 en los pacientes más críticos.

 

 

– ¿Qué medidas de protección implementaron respecto a los empleados del Grupo y qué recursos brindaron a los Productores Asesores para seguir operando normalmente en tiempos de aislamiento social?
Con respecto a los empleados, en la primera etapa de la pandemia (previo al aislamiento obligatorio) se redujo la dotación al 50%, para reducir la circulación de personas en las oficinas y evitar aglomeraciones. Las primeras personas a las que solicitamos permanecer en sus hogares fueron aquellas comprendidas en grupos de riesgo, con una definición más amplia que la de los protocolos oficiales. Asimismo, se tomaron medidas de distanciamiento social en la atención al público, y se distribuyeron elementos de higiene para el lavado permanente de manos.
En una segunda etapa, ya dictado el aislamiento social, preventivo y obligatorio, se habilitó la modalidad de teletrabajo en forma completa. El Grupo cuenta con todas las herramientas requeridas y ya veníamos transitando un plan de despliegue, que debimos acelerar en su última fase con un ajuste para disponibilizar masivamente algunas soluciones de comunicación (por ej., Webex Teams para la conexión de todos los equipos, con la posibilidad de contactos por chat, llamadas de audio o de video, individuales o reuniones de equipo). Hubo que implementar un plan de contingencia que sólo existía en los análisis del equipo de gestión de riesgos para continuidad operacional. Y debo decir que la implementación fue muy exitosa.
Con respecto a los Productores Asesores, continuaron en permanente contacto con sus correspondientes zonas. Además, implementamos medidas y pusimos a su disposición recursos como los ya comentados, destinados a facilitar las tareas de cobranza y adaptarse a las particularidades del nuevo escenario. Como complemento de todo ello y para su operatoria diaria, los PAS cuentan con plataformas digitales como app, sitio de autogestión y Portal PAS, que es la plataforma más completa e innovadora del mercado que ayuda a nuestros Organizadores a hacer un diagnóstico de su cartera de clientes y ver su potencialidad de crecimiento.

– ¿Cómo evalúa las medidas tomadas a nivel nacional? ¿Qué escenario proyecta para cuando se flexibilicen la mayoría de las actividades económicas?
– En términos generales, las medidas que se tomaron originalmente fueron adecuadas por cuanto privilegiaron el cuidado de la vida y la salud de los habitantes de nuestro país. Se abordó la problemática con la seriedad que ameritaba para que la situación no se desbordara desde el punto de vista médico-asistencial, como sucedió en muchos países.
Ahora el Ejecutivo debe afrontar el desafío de levantar progresivamente la cuarentena y reactivar la economía, sabiendo que a raíz de la pandemia, el objetivo de trazar un camino fiscal consistente será imposible de alcanzar y la meta ahora es minimizar los daños. Lamentablemente, sin acceso al financiamiento externo y con un déficit fiscal en crecimiento, la crisis generada por el COVID-19 impactará duramente en la economía de nuestro país, acentuando su situación de vulnerabilidad.

 

 

– A nivel de la Salud, ¿cuál es la extensión del servicio del consultorio virtual «Llamando al Doctor», y cómo evalúa el impacto que ha tenido desde su implementación a su actual aplicación?
– Como he anticipado, el servicio de Llamando al Doctor se extendió a los asegurados de la totalidad de las coberturas de Automotores, Hogar, Accidentes Personales, Vida con capitalización (Vida Ahorro | Vida Inversión) y Prevención Retiro. También lo hemos habilitado en forma gratuita para quienes residen en Sunchales (Santa Fe), donde tenemos nuestra Casa Central, con lo cual se transformó en la primera ciudad en contar con un servicio de telemedicina para la totalidad de sus habitantes.
Recordamos que esta plataforma permite contar con atención médica calificada e inmediata por videollamada, comunicándose con un profesional de la salud, disponible 24x7.
El impacto de su implementación ha sido altamente positivo. En estos días de aislamiento social, el servicio adquiere un valor significativo para contribuir al cumplimiento de la cuarentena y para llevar tranquilidad al asegurado y su familia. La tasa de uso se multiplicó por 30 en estas semanas.

– ¿En qué consisten los beneficios adicionales para los Asegurados de Vida con Capitalización?
Los asegurados de nuestros productos de Vida con Capitalización (Vida Ahorro | Vida Inversión) podrán realizar Retiros Parciales de hasta un 50% de su saldo, sin quitas. El beneficio está orientado a solidarizarse con quienes eligieron esta modalidad de ahorro y que por la situación económica actual necesitan contar con su dinero en forma anticipada.
Quiero aprovechar para recordar que nuestras pólizas de Vida otorgan amparo asegurador para aquellos siniestros que tengan como causa de origen Covid-19, brindando así una cobertura que cobra especial relevancia en este escenario.

– ¿Qué mercado de seguros imagina post Covid-19? ¿Cuáles serán los ramos de mayor desarrollo y expansión?
– A corto plazo, como mercado tendremos que hacer frente a los mencionados problemas de cobranza y liquidez, sumados a las anulaciones de quienes no pueden afrontar el pago del seguro. En este sentido, quiero destacar el enorme esfuerzo que están realizando todos los PAS para defender las coberturas y contener a sus clientes asegurados.
Seguramente uno de los efectos pospandemia sea el desarrollo de nuevos seguros que contemplen este tipo de situaciones y sus efectos sobre la actividad de empresas y particulares. Como pasó con la cobertura de terrorismo luego del 2001 y los cyber riesgos, a veces el entusiasmo no resulta en una demanda significativa ya que muchas veces se trata de coberturas costosas. Pero es importante ponerlas a disposición de la comunidad, como así también las coberturas específicas para teletrabajo.
Por otro lado, es importantísimo que las aseguradoras refuercen las gestiones para alentar la actualización de sumas aseguradas. Asimismo, resulta obligatorio ser mucho más eficientes en los procesos administrativos, para que el nivel de gastos sea sostenible.

– ¿Cómo cree que se reconfigurará la industria aseguradora a futuro?
– Es indudable que el mercado de seguros no será el mismo y que pasada la cuarentena no volveremos al estado anterior de cosas, sino que ingresaremos a una «nueva normalidad». Vamos a un mercado más concentrado. Algunas aseguradoras que presentaron modelos de seguros o propuestas comerciales no sostenibles, deberán afrontar las consecuencias. Lamentablemente, otras empresas de nicho de producto o geográfico, que en situaciones normales son muy exitosas, sufrirán. A ellas debemos buscar respaldar y apoyar.
A nivel internacional también el mundo del seguro cambiará. Estas crisis operan como catalizadores que aceleran tendencias previas y que luego se representan en toda su dimensión.